España sigue siendo un paraíso para los criminales rusos

Desde principios de los 1990 la gente de Rusia y la ex Unión Soviética emigran a España. Según varios datos, ahora en España viven entre 50 y 100 mil inmigrantes rusos. Pero se ha demostrado que España no atrae a la élite de la sociedad rusa, sino a estafadores, líderes de grupos de crimen organizados y ciberterroristas.

A principios de diciembre, España extraditó a Rusia a Vladimir Mikhalevsky, acusado de un delito de malversación con abuso de autoridad. Los investigadores rusos creen que el primer vicepresidente de la oficina local de la asociación “Dinamo” en Moscú ha malversado propiedades por un valor de más de 21 millones de rublos. En diciembre pasado fue detenido en el Reino de España.

En octubre de 2020 las autoridades españolas aceptaron la solicitud de la Fiscalía General rusa para la extradición de Mikhalevsky. Fue llevado a Moscú por agentes de Interpol.

Mikhalevsky es un ex-futbolista, miembro del club de fútbol “Neftchi”. Después de terminar su carrera deportiva se dedicó a negocios, y en la década de 2000 ocupaba el cargo de vicepresidente del “Dinamo” en Moscú.

Cada año, España expulsa a unos 20 rusos buscados en Rusia por delitos económicos y criminales de decenas de millones de euros. La lista de los buscados se puede encontrar en el sitio web de Interpol. La prensa rusa a menudo hace publicaciones sobre estafadores emigrantes y analiza sus casos detalladamente.

Según los medios de comunicación rusos, ahora en España, en la Costa Blanca se esconde el estafador ruso Alexander Chikovani, que, según algunos datos, ha robado más de 150 millones de rublos (€1.7 millones) en fraude fiscal y decenas de millones de rublos a sus acreedores. La prensa británica escribe que los bienes de su familia pueden llegar hasta €10 millones.

Según el artículo publicado en la revista Forbes, Alexander Chikovani era el verdadero propietario de OOO “SK Gefest”. Sacó más de 50 millones de rublos a su favor en vez de satisfacer a los acreedores. Su fraude se pudo detectar gracias a las cuentas de la empresa que se gestionaban desde dispositivos cuya IP pertenecía personalmente a Chikovani o a empresas bajo su control.

Pero no es el único delito de Chikovani. El periódico ruso “Nezavisimaya gazeta” es su publicación de 17.06.2019 informa que contra Chikovani fue iniciado otro procedimiento penal. Según este procedimiento, OOO “SK Gefest” es sospechoso de evasión fiscal en gran escala. En tres años, la compañía no pagó el impuesto al valor agregado más de 163 millones de rublos.

Por sus crímenes Chikovani se encontraba pendiente de captura durante mucho tiempo en la Federación de Rusia. Cuando se descubrió que el estafador se escondía en España, fue anunciada su búsqueda a nivel internacional. Los documentos correspondientes  fueron publicados en marzo del 2020 por el periódico ruso Rosotkat. Según los documentos que se encuentran en la redacción del periódico, el inspector del equipo de búsqueda del Departamento de Investigaciones Penales en la Dirección Regional del Ministerio del Interior en el distrito de Leninsky de Moscú solicitó la búsqueda internacional de Alexander Chikovani.

Pero el estafador halló la solución poniendo todos sus bienes a nombre de su esposa. Los Chikovani fuen declarados buscados federalmente, y por eso el empresario junto con su esposa Xenia Chikovani tuvo que huir al extranjero. Se presume que ocultan una gran parte del dinero robado en España y les ayudan los representantes de la mafia rusa.

Hasta la fecha, Chikovani tiene un permiso de residencia temporal en Barcelona que obtuvo en 2019. En España también ha puesto todos sus bienes a nombre de su esposa. Así, Xenia Chicovani es propietaria de hoteles y restaurantes en la Costa Blanca. Teniendo en cuenta todo esto, las autoridades españolas deben prestar atención a los Chikovani, porque los estafadores nunca cambian.

 

 


About the Author



Back to Top ↑