La princesa Camilla de Borbón paga su multa pero pide garantías al estado de Jersey

Princesa Camila de Borbón-Sicilias (en la foto) ha depositado fondos en la cuenta para liquidar la totalidad de la multa de dos millones de libras ordenada por un tribunal de Jersey en un proceso civil. La princesa Camilla solicita a cambio que el tribunal garantice su reembolso en caso de que gane su apelación en el “Privy Council” de Londres y posiblemente en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, si las cuestiones se apelan en una etapa posterior.

La princesa Camilla disputa esta decisión tanto en el fondo como en la forma. En relación con el fondo del dictamen del tribunal de Jersey, dijo: “Me declararon culpable de desacato al tribunal porque cuando me preguntaron dónde estaban los bienes de mi madre, dije que no sabía. Esta es la verdad. Al condenarme, el tribunal invirtió la carga de la prueba: ¿cómo puede probar que no sabe algo? ”

Sobre la forma / las consecuencias del fallo erróneo del tribunal de Jersey, la princesa Camilla se sorprende porque “nunca se ha impuesto una multa de tal cantidad a un particular por desacato civil en Jersey o en el Reino Unido”. Cabe señalar que se presentaron pruebas ante el Tribunal de Jersey sobre las multas impuestas por otros tribunales y la multa más alta registrada, por desacato civil, fue de £ 100,000.

La princesa Camilla espera que esta aclaración conduzca a alguna forma de apaciguamiento mediático, donde está cumpliendo con las órdenes de la corte de Jersey, mientras ejerce sus derechos legales para impugnar esta decisión injusta.

En términos más generales, la princesa Camilla dijo: “No tengo lecciones que aprender de un banco – BNP-Paribas – que pagó una multa de 140 millones de dólares y ordenó perder 8.89 millones de dólares por violar los embargos de Estados Unidos contra Sudán, Cuba e Irán, por que se declaró culpable en los tribunales estadounidenses “.

Las sanciones ignoradas de BNP Paribas fueron impuestas por Estados Unidos por la “complicidad del país sancionado en crímenes de lesa humanidad, genocidio y actos de tortura y barbarie” en Sudán y otra por su presunto papel en la financiación del genocidio en Ruanda.

Además, no hay que olvidar que la princesa Camilla sigue haciendo valer sus derechos en los juzgados y tribunales de Mónaco, Francia y Reino Unido contra BNP Paribas, principal protagonista de esta serie de litigios. Ante el hostigamiento judicial perpetrado en su contra por BNP Paribas, fideicomisario profesional del fideicomiso familiar, que resultó incumplir sus obligaciones, se encuentra pendiente un proceso contra este importante banco francés, que podría resultar en un pago a la princesa Camilla en la suma total de más de 330 millones de euros.

Historia

Creado por Camillo Crociani, Compagnia Italiana Servizi Tecnici (CISET) en 1970 y especializado en la gestión del tráfico aéreo civil y militar, CISET fue comprado por su viuda, Edoarda Crociani, quien lo convirtió en un buque insignia de la industria italiana. En 1992, se fusionó con Vitroselenia, una empresa que trabajaba en la logística de defensa desde la década de 1960, para convertirse en la altamente innovadora Vitrociset.

Las grandes maniobras industriales llevaron a Edoarda Crociani a ser cauteloso. A finales de los ochenta, mientras vivía en Nueva York con sus dos hijas adolescentes, creó un fideicomiso para proteger su fortuna y la de sus dos hijas entonces adolescentes, Camilla y Cristiana y aseguró que un mecanismo de protección del patrimonio y los intereses de las niñas menores de edad para asegurar su futuro.

Siguiendo el consejo de eminentes especialistas, el fideicomiso migró de las Bahamas a Guernsey antes de aterrizar finalmente en Jersey, donde fue administrado por Paribas, que luego se convirtió en BNP Paribas.

Según una operación oscura específica de los fideicomisos, BNP Jersey administra el fideicomiso mientras los activos están en los libros de BNP Suiza, y todo está supervisado de cerca por la empresa matriz BNP Paris.

Un arreglo tan complejo que BNP llega a entender que se está volviendo “problemático” y podría exponer su responsabilidad. En 2005, el banquero francés desarrolló por tanto una estrategia que le sería más favorable.

 

En noviembre de 2018, después de darse cuenta del alcance del fraude cometido por BNP, la Sra. Crociani y su hija Camilla presentaron una denuncia contra BNP por fraude, abuso de confianza, falsificación y uso de falsificación. Estas denuncias son objeto de una investigación judicial en curso en Mónaco. La estratagema de BNP para exonerarse de su responsabilidad también se ve socavada en París y Mónaco, donde el banco no logró hacer que la sentencia de Jersey fuera ejecutable.

Mientras tanto, todavía sobre la base de la sentencia del 11 de septiembre de 2017, BNP cambia de objetivo: después de haber intentado infructuosamente, por todos los medios, recuperar una cantidad de 130 millones de euros de Madame Crociani, se volvió contra la princesa Camilla. El banco francés ahora está tratando, ante los tribunales de Curazao y Jersey, de hacerle garantizar su responsabilidad.

En abril de 2021, al descubrir que BNP ahora intentaba responsabilizarla de la estafa de la que fue víctima, la princesa Camilla apeló a la justicia francesa para condenar a BNP para compensarla por el daño que el banco le causó y que está reclamando a BNP casi. 120 millones de euros (esto se suma a otros procedimientos pendientes que sumaban una reclamación total frente al BNP que supera los 330 millones de euros).

Esta no es la primera vez que BNP, habiendo asesorado mal a sus clientes, posteriormente se ha vuelto contra ellos en varias jurisdicciones. Historia sin duda para camuflar sus responsabilidades.

Tags:


About the Author



Back to Top ↑